La coctelería es un arte maravilloso y nuestra escuela de barman es un templo donde conviven 2 personajes que han marcado un camino en sus respectivas épocas y que me sirven como fuente de inspiración. He aprendido de ellos y lo sigo haciendo buscando trasmitirte sus valores y virtudes. Sus enseñanzas y vivezas están presentes en nuestra escuela de barman, acompañando tu formación, para que tu también puedas aprender de ellos, de cómo se hacían las cosa antes y como aun se siguen haciendo.